Acoso Sexual

Uno de los problemas más presentes en el lugar de trabajo es la discriminación sexual, o el acoso sexual. Los abogados de Acoso Sexual del despacho Jaffe Glenn Law Group pueden ayudarle a defender sus derechos, a detener el acoso porque podría continuar dándose contra otros, y a obtener lo que usted merece. A diferencia de otras demandas por discriminación según el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que requiere indemnización económica por daños, usted podría tener una demanda por acoso sexual aun si no hay daños económicos, por ejemplo, no hubo pérdida del empleo o remoción, etc., si el trabajador puede demostrar que la discriminación basada en el sexo es suficientemente ¨grave o generalizado¨ como para crear un ambiente laboral ¨hostil o abusivo¨. Un análisis de estas demandas comienza con el problema de si la supuesta conducta se eleva al nivel de acoso sexual. Si es así, la siguiente pregunta es cuándo son responsables los empleadores por una conducta de acoso sexual. Los casos de Acoso Sexual son muy sensibles a los hechos y exigen investigaciones profundas. Nuestros abogados de acoso harán todo lo que sea necesario para reunir la evidencia requerida para ganar su caso.

Los abogados de Jaffe Glenn Law Group le ayudarán a identificar si usted ha experimentado una acción ¨tangible¨ en su empleo (acoso o solicitud de favores sexuales), o una en la que no se ha llevado a cabo una acción tangible (ambiente laboral abusivo u hostil), pero esa conducta interfiere irrazonablemente con su desempeño en el trabajo, o crea un ambiente laboral intimidante, hostil, u ofensivo. En cualquier caso, usted tiene derecho a trabajar en un ambiente en el que no sea tratado/a de manera tan degradante.

La ley claramente establece que un empleador puede ser señalado responsable de abuso sexual, llevado a cabo por personal de supervisión, si el empleador sabía o debió haber conocido la conducta inapropiada. La prueba radica en un análisis de lo establecido en la ley para determinar la responsabilidad del empleador. En otras palabras, el empleador no puede escapar haciendo la vista gorda, pensando que no será responsable del acoso.

En una demanda de acoso sexual, el empleador no puede alegar con éxito que el trabajador aceptó voluntariamente la conducta acosadora, o que el empleado no fue forzado a participar contra su voluntad. Una demanda de acoso sexual surge porque la supuesta conducta no es de hecho bienvenida. La cuestión es si el trabajador indico, ya sea verbalmente o a través de sus acciones, que la conducta no era bienvenida, y no si el empleado participó voluntariamente en la acción. Los abogados de acoso entienden estas distinciones en la ley y garantizan que un caso se presentará apropiadamente para obtener un buen resultado para sus clientes.

Si la conducta del empleador es suficientemente grave y prevalente como para crear un ambiente laboral hostil, es una pregunta para ser contestada en base a todos los hechos; si la conducta impactó en la habilidad del empleado a realizar el trabajo asignado; si la conducta evitó que el trabajador avanzara en su empleo; si la conducta causó que el trabajador abandonara el empleo, ya sea voluntaria o involuntariamente.

Las acusaciones de acoso sexual por parte del mismo sexo también son procesables. Tampoco la conducta acosadora tiene que ser sexualmente motivada. Más bien, la cuestión es si la conducta se enfoca en un sexo, como para dejar claro que el acosador es hostil al trabajador del género opuesto en el lugar de trabajo. Nuestros abogados de acoso sexual lucharán enérgicamente en favor de usted y descubrirán los hechos destacados para apoyar su demanda.

Ya que la base de una demanda por acoso se conforma principalmente de hechos específicos, llevaremos a cabo varias entrevistas iniciales escuchando su versión de lo que ocurrió. Trabajamos junto a nuestros clientes para determinar cómo podremos reunir los hechos y evidencias suficientes para probar el caso. Es este esfuerzo colaborativo entre nuestros abogados y nuestros clientes lo que nos separa de otras firmas legales.

Construimos una relación con nuestros clientes que les permite hablar libre y abiertamente sobre las circunstancias difíciles de referir y con frecuencia embarazosas para explicar. Creemos que es crítico para la preparación de su caso que entendamos lo que usted experimentó. No permita que su empleador se salga con la suya con su conducta de acoso y que probablemente continúe con el acoso a otros empleados, llame a Jaffe Glenn Law Group al (201) 687-9977.

Client Reviews
★★★★★
I highly recommend Jaffe Glenn Law Group as I know firsthand how dedicated they were in representing me. They fought hard for what I was entitled to. Their wisdom and perseverance certainly made the difference in my case. Yes, I would definitely use Jaffe Glenn Law Group in the future if the need of legal representation arises. Henry P.
★★★★★
The Jaffe Glenn Law Group has been astounding in the handling my case. Their greatly appreciated diligence, provided a result that exceeded expectation. DD
★★★★★
Jaffe Glenn is an office of excellent lawyers they have treated me very well. They won the case in a short time and got my compensation fast. Jose